Memoria In Aeterna

 

El silencio ha marchitado las flores,

la soledad ha carcomido tus huesos,

tu nombre en la losa fría

un dardo clavado en mi pecho.

 

¿Qué fue de la paz de tus labios,

del consuelo de tus brazos cercanos?

¿Dónde está la luz de tus ojos?

¡Todo es polvo!

 

¿Todo es nada?

Tu recuerdo permanecerá por siempre

en la tristeza de mi mirada.

Advertisements

3 Comments (+add yours?)

  1. esau valenzuela asensio
    Dec 29, 2010 @ 22:23:11

    me parece lido sobre todo por el ritmo, es curioso el poema capta muy bien la analogia del amor con la muerte.

    Reply

    • mabelmoar
      Dec 29, 2010 @ 23:03:06

      Has despertado mi vena filosófica. A este respecto, dice Schopenhauer: “El amor es la compensación de la muerte, su correlativo esencial, se neutralizan, se suprimen el uno al otro”

      Reply

  2. Silvia
    Dec 30, 2010 @ 17:27:55

    Eros y Tánatos, el paralelismo entre el clímax amoroso y el éxtasis mortal… Un mito que encontramos en Freud.

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: